Los más vagos, podéis saltar al resumen final.

El resto, vais a leer la versión caótica porque, no nos engañemos, pretender explicar de forma clara y ordenada mis gustos e intereses, que son muy variados –quizás demasiado-, es como pretender que un león se pase a la ensalada, puedes intentarlo una y otra vez, lo raro sería conseguirlo. Y no tengo la más mínima intención de reescribir esto un montón de veces. Como mucho, 20 o 30 revisiones –los que me conocéis ya sabéis de que hablo-.

Si tengo que destacar 3 temas que me interesen sobremanera, las categorías del blog podrían servir como indicativo: “ciencia y tecnología”, “deportes” y “política y sociedad”.

Me encanta todo lo relacionado con la tecnología, quizás por eso elegí mi carrera, aunque es difícil sostener que se parece a la imagen idealizada que tienes antes de elegirla –cuanto mal han hecho las películas americanas. Y no, no hablo de las fiestas en las fraternidades sino de los estudios en sí-. Me apasiona todo lo relacionado con la informática y las telecomunicaciones, especialmente internet, la seguridad y la programación –la alegría que sientes cuando haces un programa que te facilita la vida-. Y me interesan la robótica, la nanotecnología y la mecánica cuántica –aunque todo sea dicho, soy bastante ignorante en las mismas-. Tampoco les hago ascos a la química y a la geología, pero la biología… eso es otra historia -ni me gustaba en el instituto ni me gusta ahora-. Y para finalizar dos materias a las que tengo especial cariño: la aeronáutica –estuve pensando irme a Madrid a hacerla pero al final la comodidad de tener a mi gente cerca decantó la balanza- y la arquitectura –no tengo ni idea del tema, pero me gusta ver como hacen los planos y como luego se transforman en realidad-.

En cuanto a “política y sociedad”, en ella englobo lo que vendrían a ser las letras. Es raro que a alguien de ciencias le gusten, pero nadie dijo que yo no lo fuera.  Me gusta la filosofía, intento conocer todo lo posible de ortografía –lo que no quiere decir que no meta gambazos- y soy un apasionado de la historia, principalmente todo lo relacionado con guerras y conquistas: Alejandro Magno, Aníbal vs Escipión, Julio Cesar, Genghis Khan, la conquista de América –Cortés, Pizarro, Ponce de León-, el renacimiento italiano, la conquista de Flandes, la guerra de las rosas o la revolución francesa. También me gusta, como se puede ver en el blog, la economía –especialmente la macroeconomía- y la comunicación. Y por supuesto la política. No creo que sea necesario que me extienda al respecto.

El tercer gran bloque del blog son los deportes. Me gustan todos. Todos, sin excepción. Sí, el curling también. Uno sobre todos: el fútbol. Una leyenda como Bill Shankly dijo: “El fútbol no es una cuestión de vida o muerte, sino algo mucho más importante. Me encanta el fútbol. Más el de contraataque y pegada que el de marear la perdiz –aunque cada uno, como es lógico, juega con los jugadores que tiene-. Si tuviera que elegir 3 futbolistas actuales, diría Messi, Iniesta y Drogba. Tres del pasado: Mané Garrincha, Ruud Gullit y Paolo Maldini. Pero no sólo de futbol se trata, hay muchos más. Desde el baloncesto –más el NBA que el europeo- con los Celtics y Jordan -siempre Jordan, que no os den filetes de mala calidad- hasta el tenis –soy de Nadal pero es imposible no apreciar a un violinista como Federer o a un martillo como Sampras-, pasando por el balonmano –Bogdan Benta, Stefan Lövgren, Mirza Džomba y Stefan Kretzschmar-, el ciclismo –el de verdad, el de ataque, el de Merckx, el de Pantani, el de la épica camino de Roubaix con gente como Cancellara o Boonen-,  el boxeo –el espectacular dentro o fuera de la pista, el de Ali, Hagler, Leonard, Hopkins, Jones Jr., Pacquiao, Marquez o Mayweather Jr.-, las MMA –Belfort, Silva, GSP o Jon Jones-, el snooker –Ronnie, siempre Ronnie, por mucho que los mundiales sean de Stephen Hendry- y muchos otros –no, no voy a seguir enumerando porque sino no pasamos de aquí, así que el que se quede con ganas que pregunte-.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero no solo me gusta aquello de lo que hablo en el blog. Como todos escucho música. Y tengo unos gustos raros –ya no sé si es como todos-. Mis cantantes o grupos favoritos van desde U2, los Rolling o los Beatles hasta Taylor Swift –me gusta el country, no solo ella-, pasando por el Boss, Green Day, Oasis, Coldplay, Simple Plan, Blink 182, Eminem, Rammstein o Beyoncé –me sorprendió gratamente Year of 4-. Y en español, habría que destacar a Marlango –repito lo de antes, me gusta su música, no solo Leonor Watling-. Dicho lo cual, solo voy a conciertos de Pingüino y Pablo Valdés –y no a muchos, tengo que reconocerlo, la vagancia me puede, aunque luego desde que estás allí con la Mahou en la mano lo disfrutas-.

Imagen de previsualización de YouTube

Repasada la música, tengo que decir que no es que sea el mayor fan del mundo y entiendo entre poco y nada, simplemente me gusta lo que me gusta y la escucho cuando me apetece. No soy pues un gran aficionado, al contrario que a la lectura, principalmente ensayo, la verdad, me gusta mucho más que la narrativa –aunque también me gusta, especialmente El Señor de los Anillos, Canción de Hielo y Fuego, 1984, Paradero Desconocido o todas las historias de Sherlock Holmes, con especial mención a El Sabueso de los Baskerville-. No me extiendo porque terminaría calentándome y llenando esto de referencias a libros y spoilers. Un consejo: ¡Leed, leed, malditos! Leed lo que os guste, intentad aprender lo máximo posible, y si de paso leéis lo que os permita entender mejor la realidad que nos rodea, ya sería la hostia. En cierta medida, la lectura nos abre las puertas del conocimiento, es la pastilla roja de Morfeo, la que nos saca de Matrix y nos lleva a la realidad.

Lo cual me recuerda que no he hablado ni de cine ni de series. Mis películas favoritas son Mystic River, Million Dollar Baby, Cadena Perpetua, V de Vendetta, El Caballero Oscuro –sublime Heath Ledger, sublime-, El Retorno del Rey –y en menor medida La Comunidad del Anillo y Las Dos Torres-, Love Actually, El Club de la Lucha, Matrix –la trilogía entera, pero sobre todo la primera-, El Indomable Will Hunting, American Beauty, The Notebook, Senderos de Gloria, Battle Royale, La Milla Verde, Gladiator, Snatch, cerdos y diamantes o Scarface. Seguro que se me olvida alguna, pero en general, me entretienen todas las de acción –sean buenas o no-. En cuanto a series, los más seriofilos que dejen de leer, así evitaré que me odien. No he visto The Wire y no le cogí el gusto a Lost. Así que me quedo con El Ala Oeste de la Casa Blanca, Juego de Tronos –hasta el momento, a pesar de su tendencia a inventar y cambiar, tiene momentos muy buenos-, Boston Legal –Denny Crane y Alan Shore son de los mejores personajes televisivos-, Castle, The Newsroom, Mentes Criminales, Sherlock –¡cómo no! Era escéptico como fan de los libros pero es una obra de arte, sobre todo Moriarty-, Battlestar Galactica –me parece el mejor final que he visto- y algunas otras que igual no son tan buenas pero me gustan –Dexter, Greek, Prison Break, El Mentalista, Desconocidos, Boardwalk Empire, Homeland, Spartacus, House, 24, Sobrenatural, etc. etc.-. A lo que habría que añadir dos series que me encantaban cuando era pequeño: McGyver y Las Aventuras de Brisco County Jr. Y a todo esto habría que sumar Los Simpson, Futurama, Padre de Familia, Padre Made in Usa, Bleach, Tenjou Tenge –aunque algún loco decidió cortarla- o Ninja Scroll.

Otra de mis aficiones es la comida, pero no creo que sea necesario extenderme más allá de decir que soy asturiano.

Para finalizar, nada como una serie de preguntas y respuestas cortas.

¿Un color? El negro.

¿Un lugar? Cangas.

¿Otro lugar? Cualquiera de Asturias, he vivido en Gijón y Oviedo y tienen muchas cosas buenas, pero diría que los Oscos o igual Lastres, Ribadesella o Cudillero.

¿Un lugar en el que te gustaría vivir? Boston. Aunque no hago ascos a Liverpool o San Francisco.

¿Un animal? Un dragón –a ver si conseguís demostrar que alguno de aquellos dinosaurios voladores no escupía fuego-.

¿Una estación? Otoño.

¿Sol o lluvia? Lluvia. Y si puede ser con un poco de viento, mejor.

¿Un personaje histórico? Cualquiera de esos anónimos que dieron su vida por un mundo mejor para los demás.

NOTA: Si has llegado al final buscando el resumen prometido al principio, era broma, vuelve al principio y empieza a leer. Si estás pensando “vaya cabrón”, sonríe. Si estás sonriendo, he escrito algo de valor.