Sentimientos para empezar

On 19 agosto, 2011, in Personal, by rober

Era imposible no empezar recordando un artículo de Rosa Montero que explica muy bien como me siento. Seguro que más piensan lo mismo.

“Anteayer, en la interesante sección de Psicología de El País Semanal, salió un artículo sobre el duelo de Xavier Guix, El dolor de las despedidas. Y estaba muy bien, pero de algún modo me pareció que no se acercaba al agujero. Como si el autor no hubiera vivido todavía una pérdida de suficiente importancia. Ya la vivirá. Por desgracia, casi todos los humanos tenemos que pasar, antes o después, por algo así. Es curioso: la muerte de alguien querido se percibe como algo excepcional, cuando en realidad es lo más normal del mundo. Es tan común, en fin, que por eso pensé en escribir este artículo. Para poner algunas palabras en el silencio.

Porque lo primero que se puede decir del duelo es que es mudo. Que no tienes manera de expresarlo. Puede que influya el hecho de que nuestra sociedad oculta la muerte, pero también creo que el verdadero dolor es inefable. Así que el deudo calla y el entorno presiona. Con la mejor de las intenciones, hablan por ti, te dan consejos, te ordenan que llores en las primeras semanas y luego te prescriben que ya no llores más. Yo he actuado así, he cometido todos estos errores con amigos en duelo: pido disculpas. Pero el propio deudo también se exige demasiado. Ves pasar los días y las cosas no se recolocan. ¿Estaré tarado?, te dices; ¿seré incapaz de recuperar la normalidad? Quizá sea ese el error, precisamente: lo que tú llamas normalidad no existe más. Hay que reconciliarse con otra realidad (otra normalidad) que siempre llevará el agujero del ser querido. La pena por su pérdida no es una enfermedad de la que curarse, o sea que hazte a la idea: nunca dejarás de echarlo de menos. Pero el escozor de su ausencia no impide volver a ser feliz, e incluso muy feliz, pese al agujero. Porque el desconsuelo también forma parte de la vida, y porque añorar a tus muertos es una manera de llevarlos contigo.

Fuente | El Agujero

 

Comentarios

  1. Amparo dice:

    Creo sinceramente que es la definición más real que he leído sobre la pérdida de un ser querido.
    Quizás con el tiempo, al pasar los años y al ser madre, soy más consciente de cuán rápido pasa el tiempo y de cómo deseo que la vida continúe sin variaciones y a la vez que soy más consciente de que en cualquier momento todo puede cambiar. Sin duda cuantos mas años cumplo más quiero mi vida y más quiero que dure casi eternamente y todos los días me reconforta tener a toda mi gente alrededor. Sinceramente ha sido un año duro para tí y creo que es importante saber que en el recuerdo de tu padre está un poco el consuelo aunque creo que lo más difícil es no poder tocarlo, charlar…o simplemente saber que está,,,,,,un beso.

  2. rober dice:

    Totalmente de acuerdo Amparo. Cuando lo leí me quedé sin saber que decir. Y lo guardé desde entonces para abrir el blog.

    Todos deseamos que los momentos felices sean eternos, no perder a la gente que queremos… pero es imposible…

    Y sí, exactamente, lo duro es saber que no está, que cuando te apetece hablar con él no puedes. O simplemente cruzártelo por casa…

    Un beso!!!

  3. Fran Rojo dice:

    En primer lugar bienvenido al mundo de la blogosfera, empiezas fuerte, muy fuerte con esa presentación a pecho descubierto y con dos cojones. Me gustó, me gustó mucho pero como no tienes abiertos los comentarios en ella te dejo mi reflexión aquí. Dos comentarios (casi dos misiles a la línea de flotación pero desde el cariño ya sabes):
    1. Sé que estás en plena campaña anti visita papal estos días pero… cambia las palabras “soy socialista” de tu presentación por “soy cristiano” y te queda perfecto ;-)
    2. Suponiendo que no me quieras hacer caso y seguir creyendo que de define mejor lo de ser socialista… me asalta una pregunta instantánea: ¿Por qué te afilias al PSOE?
    Bueno monstruo, que me encanta verte por aquí, que me reconocí entre esos de Barriga Hubiera que hacemos que julio sea el mejor mes de año y que te vas directamente a mis RSS y te pongo un enlace en mi blog porque sé que me vas a dar lecturas y reflexiones muy muy interesantes.
    Un abrazo amigo y bienvenido de nuevo ;-)

  4. rober dice:

    Muchísimas gracias por la bienvenida Fran! No creo que sea una presentación valiente cuando simplemente digo lo que pienso.

    1 – No estoy en campaña anti visita papal, sino que no estoy de acuerdo en muchas cosas que se están haciendo. Si cambio en “No estoy de acuerdo con todo, incluso ni con la mayoría, de lo que hace mi partido, pero soy socialista. No comparto muchas formas ni muchos fondos, pero soy socialista. No acepto muchas ideas establecidas, ni comulgo con ruedas de molino, pero soy socialista.” socialista por cristiano y partido por iglesia, podría firmarlo también, tal cual. Creo firmemente que el estado es de todos, y como tal debe ser imparcial a las creencias religiosas de cada uno.

    2 – ¿Por qué me afilio al PSOE? Porque soy socialista, porque es el partido más cercano a mis creencias y valores. Puede que algunos dirigentes no… pero el partido son decenas de miles de personas más; hombres y mujeres que defienden ideas por las que merece la pena trabajar.

    Me alegro mucho que te gustara ese trozo jeje. Y eso espero, decir cosas interesantes :)

    Un abrazo!!!

  5. Ale dice:

    Acabo de leer las dos entradas y me he quedado sin palabras, me ha hecho pensar en muchas cosas y estoy totalmente de acuerdo en todo lo que has escrito. Sobre la primera entrada decirte que es muy cierto todo lo que dice el artículo, pasamos por diferentes etapas cuando se va una persona a la que queremos y aunque físicamente no estén con nosotros los tendremos siempre en nuestro pensamiento tanto en los buenos como en los malos momentos y en cierta manera es una forma de sentirlos cerca.
    En la entrada donde te describes, según iba leyendo me dio la sensación de tenerte delante contándomelo. Sobre lo que comentas de los estudios es cierto que el “aprendizaje” memorístico es el que se ha utilizado desde hace muchos años y aunque sabemos que es necesario un cambio de metodología no se hace porque en el fondo no quieren cambiar, en Pedagogía se supone que nos enseñan a saber que existen otras alternativas pero los profesores son los primeros que imparten cosas que no sirven para nada mas que estudiar un “tochín” de apuntes y escribirlos en un examen (excepto en cuatro asignaturas en las que tuvimos una metodología mas práctica y en las que aprendimos algo) y creo que en cuanto acabemos la carrera saldremos con un título pero sin tener ni idea en muchas cosas fundamentales.
    Estoy de acuerdo contigo que es importante luchar por lo que quieres, intentar cambiar las cosas para mejorarlas, aprender de los errores y aprovechar todas las situaciones porque nunca se sabe lo que nos va a pasar a lo largo de nuestra vida.
    Me ha gustado mucho el blog y lo seguiré, espero no haberte aburrido mucho con la parrafada que escribí.
    Un beso!!!

  6. rober dice:

    “En cuanto acabemos la carrera saldremos con un título pero sin tener ni idea en muchas cosas fundamentales”. Ese es el gran problema Ale, que la mayoría de la gente está saliendo con un título pero sin capacidades para defenderse ahi fuera. Es como si te dan un arma con el seguro puesto, sin balas y sin saber utilizarla…

    No, ni mucho menos, encantando de que me pongas estas parrafadas, y sobre todo cuando es para decir cosas interesantes :)

    Me alegro de que te guste y espero que siga siendo así jeje. Un beso!